Ed. Secundaria

La etapa de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) es la última etapa de la educación básica obligatoria. Acceden todos los alumnos que han acabado la escolarización primaria y acoge a las chicas y chicos de entre los 12 y los 16 años.
La etapa se estructura en dos ciclos, el primer ciclo (1º y 2º) y el segundo ciclo (3º y 4º) y se organiza en diferentes materias. El cuarto curso pone especial atención en la orientación académica posterior y en la integración en la vida laboral.
La etapa de educación secundaria obligatoria proporciona a todos los chicos y chicas una educación que les permite asegurar un desarrollo personal solido, adquirir las competencias culturales y sociales relativas a la expresión y comprensión oral, a la escritura, al cálculo y a la resolución de problemas de la vida cotidiana.
Así mismo, contribuye a desarrollar las habilidades sociales de trabajo y de estudio con autonomía y espíritu crítico, la sensibilidad artística, la creatividad y la afectividad de todos los chicos y chicas.

La evaluación del proceso de aprendizaje del alumnado de ESO es continua y diferenciada según las diferentes materias.
La evaluación también tiene una finalidad formadora que comporta implicar mucho más a los alumnos, a partir de procesos de co-evaluación y de auto evaluación. Por tanto, la tarea del profesorado en esta etapa se centra más en promover sistemas que favorezcan la evaluación/regulación entre iguales y la auto evaluación, que no en “corregir” de forma unilateral muchas de las producciones de los alumnos.

Los criterios de evaluación de las materias son un referente fundamental para determinar el grado de adquisición de las competencias básicas y de los objetivos de cada materia.

Cuando el progreso del alumno/a no es el adecuado se establecen medidas de refuerzo educativo, que tienen como finalidad garantizar la adquisición de los aprendizajes imprescindibles para continuar el proceso educativo con éxito.
Los alumnos progresan en su aprendizaje en la medida que participan, trabajan y se involucran en el conocimiento y en el estudio. La aplicación de métodos de aprendizaje activo y práctico es llevada a cabo en las diferentes áreas de aprendizaje.
El trabajo con material audiovisual, multimedia y interactivo, la utilización del ordenador como herramienta de trabajo, los espacios como el taller de tecnología, el aula de informática, la biblioteca, la elaboración de trabajos por proyectos, etc., son actividades que llevan a cabo nuestros alumnos.

La acción tutorial es una tarea esencial en esta etapa. Los alumnos tienen un tutor, que es el responsable de la clase de tutoría donde se trabajan aspectos de dinámica de grupo, problemas sociales, de la adolescencia, etc. y una coordinadora de etapa que hace el seguimiento de cada uno de ellos tanto a nivel individual como del grupo. También es la persona que lleva a cabo la orientación académica y profesional en el último curso de la etapa.

Comentarios cerrados.